‘Insidious: la última llave’: tribulaciones de una cazademonios madura

La protagonista de ‘Insidious: la última llave’ es una mujer de 70 años. Solo este hecho ya debería despertar nuestro sentido de la maravilla. Las Tangina Barrons de la historia han sido reivindicadas en la figura de Elise Rainier, que tras cuatro películas se erige en el personaje central de toda la franquicia. Las mediums ya no necesitan ser señoras friquis ni hace falta llamar a un señor cura con pinta de boxeador para erradicar al demonio.

A partir de ahí, ‘Insidious 4’, que es como la llamamos cariñosamente en casa, es ante todo coherente: una peli de terror sin hormonas y una pieza más en el complejo puzzle de una saga. Podrá interesar más o menos (en Rotten Tomatoes parece que interesa poco), pero hay que reconocer el tremendo sentido del pulso que Leigh Whanell mantiene sobre el timón de ‘Insidious’. Incluso con su amigui James Wan ocupado en otras cosas.

Aquí no hay cuotas de adrenalina y testosterona que cumplir. Hay sustos, sí, y algún que otro golpe de efecto y maquillaje malrollero. Pero el mal rollo de verdad se desata cuando Elise se pone a hurgar en su propio pasado. Casi sin salir de casa ni cruzar al más allá, como mandaría el canon. Lo interesante en esta historia está aquí y lo que hay al otro lado de la puerta es secundario. Esto incluye al demoño de turno, que sin resultar anecdótico termina siendo algo genérico.

Si por esto hay que decir que ‘Insidious 4’ es más peli de misterio que de terror, pues se dice y ya está. Que la pasión por el susto ni la devoción al género no os estropee la diversión.

La cuarta película de esta saga consigue, además de ser muy disfrutable, atar un montón de cabos de lo que se ha contado hasta ahora y, además, abrir la puerta a nuevas expansiones en la franquicia. Que, a ver, tal como están las cosas me parece un triunfo brutal. De la hermosa sororidad que se plantea en esta entrega nace el germen de una nueva heroína. Puede que Elise no pueda jubilarse jamás (que el Mal no descansa), pero a lo mejor Lin Shaye está ya hasta el toto de interpretarla.

¡Larga vida a ‘Insidious’! O no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este blog usa Wordpress, así que debo pedirte que aceptes la política de cookies antes de seguir navegando.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies