‘Kingsglaive: Final Fantasy XV’: qué pasote de cinemática, ¿no?

Pues sí, Square-Enix se ha marcado una cinemática de casi dos horas. Y la ha metido en un Blu-Ray separado del juego y hasta la han puesto en salas de cine. Y se siente incompleta y tiene una narrativa rota. Pero es espectacular cuando quiere y disfrutable si uno quiere. Y si no, pues no pasa nada. En serio.

Como, al fin y al cabo, esto es un blog personal, debo decir que yo estoy dispuesto a comprar ‘Final Fantasy XV’. No solo el juego, claro, sino el concepto. Yo quiero abrazar el hype. Después de la decepción del XII, el timo del XIII y la vergüenza del XIV aquí sigo, romántico empedernido o tonto del bote, no sé, esperando que vuelva la magia. Por eso me planté en la sala Phenomena de Barcelona, una de las pocas donde se ha podido ver ‘Kingsglaive’ en pantallote y sonidote. Claro que precisamente verla en plan espectacular hace que mi experiencia sea más positiva. También influye el hecho de que soy de la generación que fue al cine a ver ‘Akira’ y esperaba pacientemente que Selecta Visión sacara los DVD de ‘Neon Genesis Evangelion’ uno a uno. Que nos digan algo, a nosotros, sobre narrativas sincopadas.

En fin. Que eso. Que ‘Kingsgalive’ es la culminación de esto:

No sé vosotros, pero yo lo veo una clara mejora.

Y con la voz de Cersei, nada menos.

Y con la voz de Jessie. El de ‘Breaking Bad’, digo, pero que no parece Jessie y lo hace muy bien.

Y sale Sean Bean. Spoiler alert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este blog usa Wordpress, así que debo pedirte que aceptes la política de cookies antes de seguir navegando.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies